DEBORAH MADRID

 Ilustración

Deborah destila arte por todos los poros de la piel, su pasión es la ilustración, el dibujo, el contar historias con colores.

Y si quieres unas tarjetas de invitación a bodas que marquen la diferencia y sean totalmente personalizadas acabas de encontrar a la ilustradora perfecta.

¿Quién es Deborah?

Soy una chica extrovertida con un gran mundo interior que encuentro la belleza y el sentido de la vida en cada rincón del camino.  Tengo la mente continuamente abierta a las experiencias creativas, en ocasiones rediseño los espacios, los edificios, las ciudades, cambiando el color, la estructura, el ambiente. Vivo intensamente, no tengo límite para crear proyectos, para crecer y para aprender. Soy inquieta y vital. Disfruto hablando e intercambiando puntos de vista. Me gusta vivir.

¿Cómo decidiste dar el paso de hacer ilustraciones para tarjetas de boda?

Llevo toda la vida pintando, a los cuatro años mi juguete preferido era un bloc y unos colores, y después de estudiar el bachiller de arte y completar mi formación todo vino rodado. Un día unos amigos me pidieron que diseñase su invitación de boda y unas tarjetas de agradecimiento, lo hice y disfruté muchísimo, ellos quedaron encantados. Más tarde una compañera enseñó alguna de mis obras a una pareja que iba a casarse y que querían algo especial…y así comenzó todo: fueron mis primeras tarjetas de boda. El boca a boca creo que fue la mejor red social porque todo fue fluyendo hacia esos trabajos que me encantan.

Si hoy unos novios te propusiesen que les hicieses sus invitaciones de boda, ¿Qué necesitas saber para personalizarlas?

Hablar, conocerles, saber qué quieren y cómo lo quieren. Qué tipo de boda van a tener y qué quieren transmitir con la invitación. Con eso ya me hago a la idea y voy haciendo bocetos que les presento para terminar de definir. Es un proceso apasionante.

¿Cuál es tu metodología de trabajo?

Necesito saber qué quieren los novios, a partir de ahí la labor creativa es mía. El uso de distintas técnicas y materiales va haciendo que todo converja en el modelo definitivo. El arte es todo.

Cuéntanos Deborah, ¿qué te inspira para llegar desde la ilustración al diseño de las tarjetas de boda?

Me inspira todo y nada. Una mancha en la pared puede ser el punto de partida, hablar de lo que los novios sienten y quieren transmitir  otro, pueden querer algo limpio y claro, apenas un detalle que impregne,  por simple,  toda la tarjeta. O puede ser algo más elaborado, o industrial que combine dibujo y palabras, palabras inventadas que faciliten significantes nuevos… el pael todo lo soporta.

¿Qué material te gusta utilizar para las invitaciones?

Necesito hacer las ilustraciones con materiales de calidad, es lo que los novios y sus invitados merecen.

Sabemos que la invitación de boda son el primer mensaje de los novios a sus invitados y marcan la pauta de cómo va a ser la boda. ¿Son conscientes los novios de esa realidad?

Algunos si, saben la importancia de la invitación, quieren plasmar en ella la esencia de la boda. A otros hay que explicárselo, enseguida se dan cuenta que no es un mero trámite, y quieren poner algo de sí mismos en ella. Es un trabajo muy creativo que resulta muy agradecido.

Diseñas la invitación y todo lo relacionado con la boda (tarjetas de agradecimiento, meseros y sitting plan, misales,  tarjetas de agradecimiento…) ¿quieres decirnos algo que no sepamos?

Que nunca repito un diseño, en realidad ni siquiera enseño el resultado último de una invitación. Todo es único y exclusivo para la boda.

¿Alguna vez una pareja te solicitó que trabajases en el diseño y la personalización de algún detalle para sus invitados?

Cada vez más parejas hacen la boda pensando en sus invitados, no sólo en que es su día, quieren que se recuerde como una fiesta de y para todos. Hay algunas parejas que me piden haga un dibujo específico para enmarcar y regalar a algún invitado porque  va a ser el próximo que pase por el mismo trámite o porque es su cumpleaños, o porque necesita agradecerle a su abuela el tiempo que le dedicó, o por cualquier otro motivo. Y a mí esos encargos me gustan mucho porque están llenos de buena energía.

Sé de algunos invitados que enmarcaron la invitación de boda que les dieron unos novios porque les gustaba y encajaba en el tipo de decoración de su casa, a mí eso me llena de orgullo, y los novios están felices.

Translate »
× Hola! ¿Cómo te podemos ayudar?