Y yo me río del tiempo!

A mal tiempo…

Llevas tiempo planeando tu boda, ¿Ya habéis llevado los huevos a Santa Clara?

Confiando en que haga buen tiempo vamos a proponerte unos tips por si acaso las inclemencias meteorológicas aparecen. Y es que no solo la lluvia puede echarlo todo a perder, también el viento es un mal compañero y los excesos de calor o frio nos fastidian hasta el mejor de los planes.

Horas al día que miro el tiempo

Docenas a Santa Clara

Plan B

Recuerda que una parte muy bonita de la celebración se hace al aire libre, por eso hay que estar pendiente de las previsiones del tiempo para el día B y tenerlas en cuenta.

1. Llueve… ¡y ahora ¿qué?!

En caso de lluvia intensa y continua se debe trasladar toda la celebración al interior. Si somos previsores y hay posibilidades una carpa hará las veces de salón y nos permitirá disfrutar de los exteriores. Deberíamos tener unos paraguas a disposición de los invitados que los necesiten.

Una idea muy bonita para las fotos de novios es bajo un paraguas y con katiuskas.

2. Frio, mucho frio…¡parece que estamos en Invernalia!

El frio puede aparecer incluso en pleno verano y el aire frio puede dar paso a una noche gélida. Para paliar sus efectos debemos de colocar estufas en el exterior y también dentro de la carpa, alguna manta encima de los asientos para que sean utilizados por los invitados y asegurarnos que en los salones la temperatura es la adecuada. Poner a disposición de todos alguna bebida caliente también es un buen detalle.

3. Viento fuerte… ¡vaya pelos!

El viento puede ser muy peligroso si todos los adornos no están bien sujetos. Hay que extremar las precauciones en este caso y sujetar todos los elementos decorativos de tal forma que no salgan volando. Cerrar las sombrillas o anclarlas muy bien, facilitar que las copas, los vasos y los aperitivos no se llenen de polvo o hierbas. Colocar pesos en los manteles para que no volteen y los carteles fijarlos para que no vuelen. ¡¡Cuidado con las velas encendidas!!. Si celebrar en el exterior se hace desagradable lo mejor es trasladar todo al interior y seguir allí la fiesta.

4. Calor asfixiante… ¡bajadas de tensión y sudor!

Una ola de calor puede estropear nuestro día. Debemos facilitar que haya sombra: ideal los árboles, si no los hubiera los todos y las sombrillas se hacen imprescindibles. Es importante que haya bebidas frescas, sin alcohol, y agua a disposición de los invitados. Unos ventiladores en los porches y dentro de la carpa aliviarán un poco la sensación de agobio. En los salones el aire acondicionado debe funcionar a pleno rendimiento. Un buen detalle será el tener abanicos o pai pais a disposición de las invitadas.

Recuerda que planificar una boda lleva apareado el cuidado de todos los detalles.

No podemos despedirnos de este blog sin antes dejaros un video que nos encanta y recomendamos ver 🙂

Hasta la próxima semana!!!!

 

Pa´lante power 🙂

Translate »
× Hola! ¿Cómo te podemos ayudar?